La pintura antimoho ¿que ventajas ofrece ante los diferentes tipos de humedades?

 In Blog

En muchas ocasiones, las paredes o techos de las viviendas pueden verse afectadas por la aparición de humedades y moho. Para prevenir su aparición, las tiendas de pinturas en Albacete como Color y Pintura Albacete cuentan con un tipo de pintura antimoho que impide que éste acabe instalándose en nuestro hogar.

Qué es la pintura antimoho

El moho es un problema recurrente en muchos hogares y crea ciertos problemas a la hora de eliminarlo, ya que si no se trata adecuadamente tiende a reaparecer. La pintura antimoho es una eficaz medida de prevención para evitar la presencia de este hongo. Sin embargo, si ya se ha instalado en las paredes habrá que recurrir a otro tipo de soluciones.

Lo que hace este producto es crear una película porosa con la que se favorece la evaporación del agua y se evita su condensación. Asimismo, entre sus compuestos se incluyen biocidas, sustancias que ayudan a contrarrestar el hongo. Es importante resaltar que solo será efectiva en aquellos muros que, o bien no se han visto afectados aún por el problema, o ya lo han solucionado.

Muchas pinturas, además de ser antimoho, llevan ya compuestos anticondensantes y termoaislantes, suponiendo una protección mucho más eficaz, no solo contra el hongo, sino también contra otros agentes externos perjudiciales.

Características principales

1. Es totalmente transpirable e impermeable.

2. Son altamente adherentes.

3. Cuentan con un gran rendimiento.

4. Al estar disponible solo en blanco aporta mucha luminosidad. Una vez seca, podrás aplicar el color de las pinturas que más te guste. Mantener el factor decoración con la pintura de Albacete no volverá a ser un problema.

¿En qué humedades puede utilizarse?

Lo primero que hay que estudiar para responder esta pregunta es el tipo de humedad ante la que nos encontramos. Existen diferentes tipos dependiendo del origen que la cause. Por lo general se dividen en:

– Humedad por filtración: Procede de fugas de agua. La solución irremediablemente pasa por arreglar la avería.

– Humedad por condensación: Aparece cuando la temperatura del interior de la vivienda es superior a la que encontramos en exterior, algo que se hace visible en zonas concretas como los marcos de las ventanas o los cristales. Normalmente esto se debe a un mal aislamiento térmico, por lo que la solución implica la mejora del mismo.

– Humedad por capilaridad: Surge cuando el terreno en el que se erige la casa tiene un exceso de humedad. Esta se acaba extendiendo por tabiques y muros, y acaba siendo un problema difícil de remediar. Para prevenir este tipo de situaciones se suele inyectar previamente en los muros de la casa unos compuestos a base de silicona que impiden que el agua suba por ellos.

Con independencia de cuál sea su origen, vemos que lo esencial es erradicar la posible avería o problema. Seguidamente habría que hacer una limpieza en la zona aplicando lejía, vinagre blanco o amoníaco. Desinfectan el espacio y, una vez secos, permiten pintar sobre él sin mayor complicación con la seguridad de que no volverán a aparecer humedades.

Ventajas de su uso

A la larga suponen una gran inversión. Anticipándonos a la aparición del moho ahorraremos tiempo y dinero. Además, al poder aplicarse cualquier color sobre ella tenemos la opción de cambiarlo con asiduidad sin miedo a que aparezcan humedades.

Las hay disponibles para exterior e interior. Algunas incluso pueden ser utilizadas indistintamente. Fachadas, cubiertas e incluso tejados estarán protegidos y en perfecto estado.

Ahorrar en energía térmica. Aplicándola a techos y paredes perimetrales permiten reducir hasta en un 40% el gasto en calefacción y aire acondicionado.

Ahora que ya sabes los beneficios, no esperes más y acude a Color y Pintura, tu tienda de pinturas en Albacete para solicitarla.

Recommended Posts