Cinco técnicas para pintar las paredes interiores

 In Sin categoría

Antes de visitar nuestra tienda de pinturas en Albacete conviene conocer la técnica que emplearemos para pintar nuestras paredes interiores. De ese modo adquiriremos la pintura y utensilios más adecuados. Aunque siempre podemos consultar a los profesionales del establecimiento, te ofrecemos cinco técnicas utilizadas.

1. Estucado

El estucado es una técnica de enlucido muy original para las paredes de interior. El estuco es una pasta de cal, arena y pigmentos. Por tanto, permite diferentes acabados, pudiendo obtener un tacto suave o un resultado rugoso. Generalmente se emplea para dar un aspecto marmóreo, con la ventaja de admitir muchísimos colores.

Para aplicarlo necesitaremos corregir las imperfecciones de la pared y luego imprimarla. El siguiente paso es mezclar el estuco y el tinte, y luego se aplicará sobre la pared con una llana de acero. Un acabado perfecto requiere dos o tres capas de estuco, seguidas de otra de cera transparente que le aportará su brillo característico.

2. Estarcido

El estarcido se utiliza para imprimir imágenes y diseños sobre nuestras paredes. Para ello necesitaremos una brocha, esponja o pinceles y plantillas. Para elegir la mejor pintura en Albacete basta con que acudamos a una tienda especializada como Color y Pintura, donde además podremos adquirir una gran variedad de plantillas.

Esta técnica arroja resultados sorprendentes y es muy fácil de utilizar. Bastará con una buena elección del color y el diseño. Luego tendremos que colocar cuidadosamente la plantilla, fijándola a la pared con cinta adhesiva. Cuando comprobemos que la plantilla está nivelada y en el lugar correcto aplicaremos la pintura con ayuda del rodillo o los pinceles. Podemos utilizar una esponja para darle una textura más difusa.

3. Gotelé

Se trata de la técnica de pintura para interiores más conocida en nuestro país. Aunque últimamente no está de moda, es perfecta para disimular irregularidades en las paredes.

Para utilizarla hay que comprar pintura al temple, que es más densa que la normal. Tras elegir el tamaño de la gota y dar la capa de pintura base esparciremos el gotelé sobre nuestras paredes. Los grumos formarán gotas del tamaño elegido, ocultando las imperfecciones de la superficie.

4. Esparcido

La técnica del esparcido es similar al estarcido. Sin embargo, en lugar de imprimir la imagen directamente sobre la pared utilizaremos un molde, como si fuera un sello. Para utilizar esta técnica simplemente necesitaremos el sello que vamos a aplicar.

Hay que señalar que el procedimiento es más delicado que en el caso del estarcido, ya que no conoceremos el resultado hasta que retiremos el molde. Por eso es mejor recurrir a las plantillas si no tenemos algo de maña con la pintura.

5. Trapeado

El trapeado es una buena alternativa al esponjeado. Básicamente consiste en superponer dos pinturas. La primera será un color base, que podemos aplicar mediante una brocha tras corregir las irregularidades de la superficie. En segundo lugar, aplicaremos la capa exterior con la ayuda de un trapo.

La ventaja de esta técnica es que es versátil y permite utilizar varios colores diferentes. Si optamos por el frotado conseguiremos dar dinamismo a la pared, ya que podemos diseñar diferentes trayectorias. En caso de preferir el golpeado podremos combinar los colores superior e inferior con una especie de difuminado.

Es importante elegir bien los colores a emplear. La opción más segura es utilizar dos tonalidades diferentes del mismo color. Pero los más atrevidos logran combinaciones muy impactantes jugando con colores complementarios.

Además de emplear estas técnicas también podemos recurrir a la clásica aplicación de pintura o al esponjeado. En cualquier caso, sea cual sea la técnica elegida estaremos disponibles en nuestra tienda de pinturas en Albacete para ofrecer material de primera calidad. Visitarnos es la mejor opción antes de dar un nuevo aire al hogar.

Recent Posts